Jornadas Culturales de Verano Netemachilispan
Xoxocotla 2016

Ser Joven en Xoxocotla

jueves, 8 de enero de 2015

Nosotros y el PFAM: De los proyectos aprobados.




Los promotores, gestores, comunicadores, creadores y actores sociales que trabajamos en el proyecto Yankuik Kuikamatilistli con el objetivo de Reconstruir los Territorios Culturales, les compartimos que invertimos recursos propios en nuestra labor. Por eso es que llevamos 6 años de actividades de promoción cultural, cursos, eventos dentro y fuera del Centro Cultural. Dentro y fuera del pueblo.

También resulta que en el ejercicio de nuestros derechos culturales, gestionamos recursos públicos y buscamos generar convenios con organizaciones hermanas, instituciones públicas o privadas, empresas y micro empresas locales que nos ayuden a alcanzar metas y objetivos planteados conservando la ética, calidad y responsabilidad que caracterizan al proyecto como una instancia colectiva.
Hoy nos da gusto compartir que algunas propuestas de talleres y cursos que presentamos en la convocatoria del Comité Dictaminador del Programa de Formación Artística en Municipios PFAM 2014-2015 de la Secretaria de Cultura fueron aceptados. Y tendremos seis meses de apoyo para algunos de los cursos, no es apoyo para la totalidad de la oferta cultural de cursos o talleres que seguimos definiendo en las asambleas de alumnos, familiares e integrantes de la comunidad del Centro Cultural Yankuik Kuikamatilistli. Pero reconocemos que el PFAM (antes PEAM) es un programa que atiende las propuestas que emergen de los procesos locales, cosa muy importante en la construcción de proyectos participativos y democráticos.

Cabe señalar que los apoyos no cubren la totalidad de las necesidades para mantener las actividades ininterrumpidas y en la dimensión que logra nuestra organización. 


Bueno, en realidad en el actual estado de derecho, lo que se destina a Cultura es insuficiente y no existen mecanismos asertivos que permitan a la gente llevar a buen termino la construcción de políticas públicas y propuestas, que optimicen el uso de los recursos públicos destinados a éste rubro. Pero mientras logramos hacer una realidad la Ley de Cultura emergida de los foros de consulta, que nos garantice el ejercicio pleno de los Derechos Culturales, seguiremos apelando a la solidaridad y al consumo responsable y comprometido con la causa de Reconstruir los Territorios Culturales.

Porque la cultura es una causa de todos que construimos todos los días, con o sin permiso, con o sin ley, pero que requiere ser garantizada

Es una construcción colectiva pues. ¿O no?